volver

EFECTOS DE LAS HIPERQUERATOSIS EN LOS PACIENTES DIABÉTICOS

(Extractado por www.podologia.cl)


La fisiopatología de la ulceración en el pie es un proceso complejo en el que se ven envueltos muchos factores. El factor más importante parece ser la neuropatía periférica, con una pérdida de sensación de dolor proteccionista.

Sin embargo, la neuropatía solo no puede causar la ulceración plantar

1. Son necesarios otros factores de riesgo adicionales para desarrollar la úlcera y exponer a una posible amputación al paciente diabético.

Uno de los factores de riesgo posibles son las hiperqueratosis. Los pacientes diabéticos con mas frecuencia de la deseada presentan helomas y/o hiperqueratosis plantares  

2. Estas hiperqueratosis pueden producir la pérdida de continuidad de la piel y afectar a la integridad del tejido subdérmico. Esto es debido a la ausencia de sensibilidad en los pacientes diabéticos afectados de Neuropatía Distal Bilateral Simétrica quienes, en ausencia de dolor, no advierten la presencia de la lesión. En un estudio publicado en la prestigiosa revista “International Journal of metabolism” con el título “Hyperkeratosis in diabetics!” los autores Z. Pataky analizan y cuantifican el impacto de los helomas en la magnitud y duración de la presión plantar en los pacientes diabéticos.

En dicho estudio, estadísticamente los pacientes con hiperqueratosis tenían un aumento significativo en el pic de presión máxima plantar (PPP) y en la duración de la presión plantar (DPP) comparado con un grupo testigo de pacientes sin hiperqueratosis. 

El aumento de PPP en los pacientes con hiperqueratosis es de 1’86Kgr/cm2/paso en una persona que camine 1000 pasos por día significa un soporte de peso de 18.600 Kgr/dia de más frente a una persona que no padezca hiperqueratosis lo que traducido a un mes nos arroja una cantidad de 458.000 Kilos de mas. Respecto al segundo parámetro DPP en los pacientescon hiperqueratosis existe una diferencia de 116 milisegundos/paso que en un día a una media de 1000 pasos significaría un aumento en el tiempo de soporte de carga de 20 minutos/día y al mes unas 30 horas de mas3. 

Es más, después de la exéresis de las hiperqueratosis tanto la PPP como la DPP disminuyeron hasta los valores normales de los pacientes que no padecían los hiperqueratosis y la eliminación del núcleo del heloma disminuyó el PPP en un 58%, y el DPP se disminuyó por 105 milisegundos.

Estos resultados resaltan el hecho de que las hiperqueratosis no solo aumentan las presiones plantares sino que también aumentan la duración de la presión por cada uno de los pasos que se dan. Después de la eliminación del estímulo mecánico responsable de la formación de la hiperqueratosis en un paciente sano, normalmente la piel subqueratósica está indemne, pero por el contrario los pacientes neuropáticos no advierten el dolor y por consiguiente tampoco la hiperqueratosis y/o heloma, por lo que la hiperqueratosis continúa desarrollándose, lo que conlleva a un aumento del estímulo mecánico constantemente. Se establece un círculo vicioso que por acción, cada vez mas en aumento, del trauma mecánico se origina la destrucción de los tejidos blandos subqueratósicos.

La presencia de hiperqueratosis implica un riesgo añadido de aparición de hemorragias locales en el tejido subyacente favorecido por el daño capilar debido a la alta presión, este hallazgo clínico es bastante común en la diabetes mellitus.2

Se considera que la epidermis en los casos de hiperqueratosis tiene una proporción más alta de división celular que la piel sana de la planta del pie, y que las células resultantes no se quedan dentro de la epidermis el tiempo suficiente para madurar y iferenciarse totalmente. Es más, el tiempo de renovación del estrato córneo es bastante superior en el caso de hiperqueratosis. Experimentalmente, Thomas et al. Han observado un tiempode la renovación del estrato córneo de 26 días en caso de hiperqueratosis frente al estrato córneo de piel normal que es de 16 días4. Siendo recomendado, por lo tanto, la exéresis repetitiva de forma sistemática de las hiperqueratosis cada  4 semanas deberían ser obligatorias; recomendando los autores mas brevedad aún entre visitas al podólogo en caso de padecer el paciente neuropatía o Enfermedad Vascular Periférica.

Podemos concluir:

1. Las hiperqueratosis tienen un impacto significante en la presión plantar y su duración en cada paso.

2. El efecto deletéreo puede ser prevenido por la eliminación regular de las hiperqueratosis, mas aún en pacientes afectos de neuropatía periférica y la enfermedad vascular periférica.

3. En estos casos se eliminaría riesgo de ulceración si las hiperqueratosis se deslaminan y retiran con periodicidad

volver

  www.edepach.cl